0 0
Compartir
Tiempo de Lectura:2 Minute, 4 Second

Venimos

Venimos a este mundo
sin saber porqué.


Transitamos por él
recorriendo caminos
preguntándonos si creamos nuestro camino
o si este ya está predestinado.


Buscamos las respuestas
que se nos antojan difíciles de entender.


Respuestas que no nos satisfacen

Respuestas que en ocasiones nos arrojan más sombras
y entonces…
sufrimos


Ante ello, reaccionamos de dos formas diferentes

O bien huimos
recurriendo al autoengaño
creando ilusiones, distorsionando la percepción
viviendo una realidad ficticia
con el fin de no atormentarnos con las dudas, 

y así fingir felicidad

 

O bien reaccionamos con ira
tratando de controlar 

cuanto nos acontece

racionalizando y descartando todo cuanto no alcanzamos a comprender


para despojar cualquier ámbito

de duda


manipulando los instintos
mediatizando los sentimientos

anulando las emociones


Pues pensamos que son la causa de nuestros sufrimientos
y que solo mediante el conocimiento podremos liberarnos de nuestra angustia


Lo que llamamos pensamiento, es una quimera interior de nuestra verdadera esencia

Sin embargo…
Hay una tercera vía
Una formula intachable, inequívoca
Perenne y perdurable
Absoluta e inefable
Esta vía nos libera del yugo de la duda
del sufrimiento


Esta vía, guía, instruye y conforma
nuestra esencia de SER
Nos da la herramienta a comprender
que somos y porque


Todos la conocemos y la experimentamos


Ella ya nos ha revelado en infinidad de ocasiones
las respuestas


Es la llave que abre los secretos del universo.
De tu universo


Más allá del conocimiento racional
Más allá de la emoción o la sensación


Esta vía, es tu camino
Lo llevas contigo desde que fuiste concebido

Nunca te ha abandonado
Siempre está y estuvo ahí


Esta vía no requiere ni mayor conocimiento
ni mayor sensibilidad


Solo te pide para que se revele…
RENDICION
Incondicional


(…) No manipules el término
Rendición no es postración, no es perdida
Rendición no es claudicación, no es abandono
Rendición solo es aceptación


Aceptar todo cuanto eres
Sin adjetivos, sin explicaciones, sin aditivos
Sin calificativos, valoraciones o comparaciones
Sin deseos, sin apegos, ni reparos, ni límites ni formas


Aceptar es en última instancia un acto de absoluta presencia
en el aquí y el ahora
Aceptar es amar incondicionalmente


Amar es Ser
Y por tanto eres, Amor
El universo es solo Amor, y tu eres parte de Él
Parte infinita y absoluta
Acéptalo.


Date el permiso para intentarlo

y te darás cuenta de que
siempre lo fuiste, incluso hasta cuando te pareció que no lo eras


VIVE

 

Compartir
Venimos
Previous post Everything
Next post Lugares que visito

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.