Compartir

Los invisibles del Covid19

Vengo del entierro de la madre de un amigo que ha fallecido por Covid19

No… 

Si piensas que voy a alinearme en alguna de las corrientes sobre el tema del Coronavirus, …estás muy equivocado/a.

Porque mientras unos y otros discuten sobre la existencia del virus o no, sobre si es real o no la Pandèmia, sobre si las medidas gubernamentales son o no restricciones de nuestra libertad, etc etc… mientras toda esa «mierda» de disquisición verborreica e ideológica sucede, ….la realidad pasa sucintamente ante nuestros ojos, y salvo experiencias propias o cercanas, lo vivimos como quien opina sobre fútbol o la serie de turno.

Y lo siento….no voy a entrar en ello.

 O al menos lo voy a intentar, que a buen seguro que habrá quien tenga enseguida la explicación al respecto, la excusa o la crítica. 

Pero nadie se para a pensar en el sufrimiento tanto para quienes se han ido como para los familiares que se quedan.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Y esa insensibilidad es la que me asombra.

Cuando desde la indiferencia te justifican que son personas mayores las que fallecen, me espanta el criterio tan liviano para justificarlo. 

¿Que pasa? ¿Que ser anciano ya es motivo para no poder vivir?

¿Ya es óbice para que si su organismo necesita más protección o ayuda, sea normal que mueran? … ¿que diríamos si el Covid afectará solo a menores de 3 años y fuera en un grado de letalidad del mismo rango que lo es para nuestros ancianos ahora?¿estaríamos dispuestos a asumir el contagio masivo y la no prevención sin más?

Si no es así….¿cómo justificar que no hagamos nada por protegerlos?

No voy a entrar en si se está haciendo más o menos, o si es correcto o no, o si son excesivas las restricciones o no…

Simplemente planteo, si acaso alguien cree o piensa que la mortalidad en este rango de edad, es una quimera o exacerbación de unos datos. Porque si alguien lo cree, entonces es que no viven la realidad….quizás porque en su entorno no lo han vivido, y por tanto lo fácil es negarlo. 

Cuando alguien quiera discutir los datos y el origen de los mismos, estoy abierto a ello. Y no soy de los que se creen las corrientes «oficialistas», pero no voy a negar la realidad que tiene nombre y apellidos.

Quizás….la realidad debiera ser más cruda. Quizás así la conciencia sería mayor, y al menos la negación no sería tal, y tambien mayor sería la empatía hacia esos familiares que han perdido a algún ser querido.

Si. 

Todos hemos perdido a alguien, y muchos después de un largo tiempo de sufrimiento. Quizás no sea el caso de las personas que fallecen por Covid19, pero….¿quién ha pensado en esas personas que han enfermado de este bicho y han visto como otros a su lado han muerto días después, y que, viendo cómo enfermaban no han podido tener ni la oportunidad de despedirse de sus hijos?….

Os imagináis un escenario en el que estés a solas en un cuarto esperando a morirte, sin poder ver a tus seres queridos?….Parad.

Pensadlo.
¿Ya?

Ahora no pienses que eres tú.
Piensa que es tu hijo/a de 5 años.
Para. Piensa. Siente. 

Y tú que amas a tu hijo/a más que a ti mismo, ….piensa que a tu hijo/a le quedan 2-4 días de vida por un puto virus y que no puedes entrar a acompañarlo ni a verlo. Que va a estar solo/a….hasta su último suspiro.

¿Que tal? ¿Bien?….

Ahora dime cuál es la diferencia con su abuelo o abuela. ¿…?

Ninguna. 

Te pongas como te pongas. Justifiques lo que quieras justificar. Pero la realidad es que nadie merece morir a solas (si es que ha de hacerlo).

Si a estas alturas te estás planteando que el problema es que no dejan acompañar al moribundo en sus últimos momentos….entonces no has entendido nada.

Sigues justificando las cosas por las normas, por las restricciones, por las leyes, etc….y te estás olvidando de que hay un derecho inherente más importante y prioritario al de una muerte digna, y ese derecho  ineludible es: VIVIR.

Porque considerar que la muerte de nuestros ancianos  por no guardar una mínima cura, sea algo asumible solo por aquello de que es un colectivo que por  edad y condición son prescindibles, es simplemente…obsceno.

Y eso es lo triste y patético de tu posición.

Por tanto…respeta.

No exijas tanto respeto para ti, como niegues al resto.

No se trata de leyes, normas o prohibiciones. Sino de respeto.

 

Respeto a las personas vulnerables. Porque si tus hijos/as lo son, el resto también merecen el mismo respeto y protección.

Y no merecen el menosprecio de decir, «es que era muy mayor’ o » tendría problemas añadidos’.

Porque si fuera tu hijo o hija, no aceptarías los «problemas añadidos».

Con todo esto, no entro a posicionarme ni en las medidas, normas y prohibiciones. Quizás os sorprenderíais de lo que pienso, pero no perderé de vista, el transfondo, y como tal respetaré, no la norma, sino el sentido común.

Y si lo que alguien quiere es que discutamos ese sentido común, ….encantado.

Compartir

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.