Compartir

Que internet se ha convertido en ese espacio virtual dónde poder versar nuestro mundo interior, no es una novedad.

De hecho se ha convertido en una parte más de nosotros mismos. «Nuestras» RRSS son por extensión un círculo más en el que desplegamos nuestra vida. A veces vivimos demasiado pendientes de ese like, o esperando ese «blop» de un mensaje entrante. Quizás en ocasiones, podemos pensar que nos deshumaniza. Y en parte así es.

Pero como siempre, solo depende de como lo utilicemos.

Vi nacer Windows 95, harto ya de Windows 3.11. Cuando internet funcionaba a pedales de modems de 64 K, y una pági

Mi primer móvil allá por el 95 fué un Alcatel (con antena), luego vino Nokia, los sms y su Snake.na tardaba 2 minutos en cargarse.

Cuando el navegador solo podía ser Explorer, y el buscador en español por referencia era Olé, mientras Yahoo dominaba internet. Google no nació hasta años despues, para quedarse en nuestras vidas como algo indipensable.

A inicios del 2000, internet se preveía como una gran plataforma de información, pero aún quedaba lo mas importante: la comunicación. Y llegó facebook, y twitter, y whatsapp… y el wifi lo inundó todo

Hoy dia a 2017, no podemos concebir el mundo sin esa interconexión, dónde lo virtual y lo real están totalmente entremezclados

En todos esos años, he sido testigo de primera mano de

 la evolución tecnológica y social, a la par que desarrollaba lo personal en diferentes facetas.

He tenido (y tengo varios perfiles en la red). Siempre quise preservar una distancia, entre el Yo virtual y el Yo de carne y hueso. La información (el big data que llaman ahora), es algo poderoso dependiendo de las manos de quién esté. Hoy día, ya escapa de nuestros dominios, así que…que mas dá.

Me rendí a esta situación hace años, y me oculté en perfiles anónimos. Ahora ya me importa tres pimientos, o cuatro. He sido el 

paseantedelforo, blogarroba, barakaitaca, eldelacoladeticketea y otros …, ahora viaje a ixtlán.

Esta web, solo es el compendio de lo que he sido y soy, para mostrarme a mi mismo que todo lo anterior tiene su sentido, o lo ha tenido. No solo para terceros, sino para mi personalmente. Entender esto, aceptarlo, y desnudarse, no es más que otro proceso mas de vida, otra atadura que desligar, y una forma de entenderse asi mismo.

Porque la vida, solo se puede comprender, …mostrándose.

Compartir