Viaje a Ixtlan

Extracto de «Viaje a Ixtlan» – C.Castaneda 1973

(…)

Don Juan estaba solo en la casa cuando llegué a la mañana siguiente. Le pregunté por don Genaro y dijo que andaba por allí, haciendo un mandado.

Inmediatamente empecé a narrarle las extraordinarias experiencias que tuve. Escuchó con obvio interés.

Sencillamente has parado el mundo -comentó cuando hube terminado mi recuento.

Quedamos un rato en silencio y luego don Juan dijo que yo debía dar las gracias a don Genaro por ayudarme. Parecía inusitadamente contento conmigo. Me palmeó la espalda repetidas veces, chasqueando la lengua.

Pero es inconcebible que un coyote hable -dije.
Eso no fue hablar -repuso don Juan.
-¿Qué era entonces?
-Tu cuerpo entendió por primera vez. Pero fallaste de reconocer que, por principio de cuentas, no era un coyote, y que ciertamente no hablaba como hablamos tú y yo.
-¡Pero el coyote de veras hablaba, don Juan!
-Mira quién es ahora el que dice idioteces. Después de tantos años de aprendizaje, deberías tener más conocimiento. Ayer paraste el mundo, y a lo mejor hasta viste. Un ser mágico te dijo algo, y tu cuerpo fue capaz de entenderlo porque el mundo se había derrumbado.
-El mundo era como es hoy, don Juan.
-No. Hoy los coyotes no te dicen nada, ni puedes ver las líneas del mundo. Ayer hiciste todo eso simplemente porque algo se paró dentro de ti.

-¿Qué cosa fue?
-Lo que se paró ayer dentro de ti fue lo que la gente te ha estado diciendo que es el mundo.
Verás, desde que nacemos la gente nos dice que el mundo es así y asá, y naturalmente no nos queda otro remedio que ver el mundo en la forma en que la gente nos ha dicho que es.

(…)

Viaje a Ixtlán – Parar el Mundo
Conseguir el libro Viaje a Ixtlan >
 

todas las historias de...

Viaje a Ixtlan

asi es mi mundo

Viaje a Ixtlan

cuentos a...

Viaje a Ixtlan

la biblioteca de...

sobre mí

hola...

lo que pretendas averiguar es una cosa,
lo que te muestre es otra
y ...la realidad, quién sabe
Viaje a Ixtlan